9.6.11

Conferencia Lurdes Basolí

Pascual Martínez
Con unos comienzos nada fáciles y tras llamar a varias puertas, Lurdes Basolí comenzó a publicar sus trabajos en diferentes medios y revistas (La Vanguardia Magazine, El País Semanal, El Magazine de El Mundo, Interviú, Maxim, GQ y Glamour), así lo contaba en la conferencia que ofreció en el Puertas de Castilla el pasado 26 de mayo. 

Lurdes desarrolla su trabajo en el ámbito documental, y aunque su reportaje más conocido es "Caracas, la sucursal del cielo" que se puede ver hasta el 10 de julio en el Museo de Bellas Artes de Murcia, nos presentó otros trabajos como "Fantasmas de Chernobil", sobre las huellas del accidente nuclear que sufrió esta ciudad ucraniana, y "Sueños de princesas" que muestra las celebraciones de los 15 años en la Cuba actual. 

Fue su trabajo en Venezuela el que le permitió alejarse del estancamiento de las publicaciones, para ir evolucionando hacia una mirada más íntima, lo que ella explica como "El poder de la cámara en las manos para construir nuestro mundo". Basta con escucharla contar sus experiencias con la familias venezolanas, cómo conoce las historias personales de todos y cada uno de los que ha fotografíado, y cómo vivió con ellos, lo suyo no solo fue integración, trascendió a una implicación personal. Detrás de cada imagen hay toda una historia, fueron muchos los viajes que hizo a Caracas para liberarse fotográficamente, para hacer fotografías sin más, sin presiones, eso fue lo que le permitió evolucionar.

Mónica Lozano
Antoine D'Agata le ayudó a entender a fotografíar desde la experiencia vital, ya que el lenguaje válido para uno mismo es el que hay que buscar, no el lenguaje de los reconocimientos. Y así es cómo su trabajo ha desembocado en una búsqueda, comenzando por fotografiar aquello que más cerca tiene, buscando un lenguaje y una obra que perdure en el tiempo.

Todo su trabajo está impregnado de una fragilidad y sensibilidad extraordinaria, que ha sabido plasmar de una forma ejemplar, y eso fue lo que nos trasmitió a todos los invernados.

2 comentarios:

Gatos dijo...

Estupendo resumen, estupendas fotos.

Marina Mandarina dijo...

¡No sé en qué momento se disparó esta foto!